Asociación WaterMemory / Estética Holística  / El Sistema Energético Humano

El Sistema Energético Humano

El cuerpo humano es un sistema energético.

Los científicos, tanto antiguos como modernos, están de acuerdo en que en la vida todo está constituido por vibraciones, que son consecuencia del movimiento de los electrones y protones de los átomos incluidos en las moléculas que componen todas las sustancias. Hay vibración en los objetos, en los animales, en las personas y en la atmósfera que nos rodea. Las frecuencias vibracionales de la materia viva son más activas, vibrantes y variadas que las de la materia inanimada, pero lo cierto es que en nuestro universo todo vibra.

El cuerpo humano consta de muchos campos energéticos. Estos campos rodean, emanan de y pueden interactuar con el cuerpo físico y sus diversas funciones; entre ellos citamos ahora lo luminoso (colores), el eléctrico, el térmico (calor), el sonoro, el magnético y el electromagnético. Una de las tareas del profesional de la salud y la estéticas holísticas es determinar qué energías –así como en qué intensidades y combinaciones- son las más eficaces para el proceso curativo.

Los cuerpos sutiles son bandas de energía de distintas intensidades que rodean lo físico y lo interpenetran. Su función predominante es ayudar a coordinar y regular las actividades del alma en el plano material. Para tener verdaderamente buena salud, los cuerpos sutiles deben estar alineados y en armonía, porque cuando estos se desalinean respecto al cuerpo físico, empiezan los problemas de índole física y psicológica. Esa desalineación puede ser causada por un trauma, por el estrés, por emociones fuertes, por actitudes mentales incorrectas, etc.

Todos los tejidos, órganos, aparatos y sistemas de nuestro cuerpo están formados por átomos que vibran de una forma similar. Si penetra en nuestro organismo algo del tipo de un alérgeno, por ejemplo, o una toxina alimentaria, podría alterar la pauta vibratoria normal de todo el conjunto o de algún sistema en particular.

Los Tratamientos Vibracionales son estímulos de energía sutil que interactúan con los sistemas energéticos humanos para ayudar a estabilizar y corregir las afecciones físicas, emocionales, mentales y espirituales. Al centrarnos en un tratamiento vibracional adecuado para un área problemática, podemos devolverle temporalmente el equilibrio. Cuando existe equilibrio, el cuerpo es más eficiente a la hora de eliminar toxinas y sustancias perjudiciales para nuestros procesos fisiológicos. Los tratamientos vibracionales nos permiten restablecer en el organismo un flujo de energía adecuado.

Como el cuerpo humano es un sistema energético, podemos usar diversas vibraciones energéticas para interactuar con él. Algunos de los tratamientos vibracionales más comunes y eficaces consisten en el uso de colores, aromas, elixires de flores y, por descontado, reflexión (pensamientos).

El Sistema Chákrico

Los chakras son los principales mediadores de toda la energía que penetra en nuestro cuerpo y circula por él. Por ellos pasan todos los impulsos electromagnéticos y otras energías sutiles de nuestro sistema energético. Ayudan a distribuir las expresiones de energía por el cuerpo y le asisten en sus distintas funciones (físicas, emocionales, mentales y espirituales).

Aunque no formen parte del cuerpo físico en sí, ayudan a conectarlo con nuestros campos energéticos sutiles, que lo rodean e interpenetran influyendo en sus actividades.

Los chakras están ligados a las funciones del cuerpo físico principalmente a través de las glándulas endocrinas y del sistema espinal. Actúan como mediadores de la energía –tanto interior como exterior- gracias a los contactos vertebrales; dicha energía se distribuye por el cuerpo a través de las vías nerviosas y del sistema circulatorio. En este sentido, cada órgano, cada tejido y cada célula, reciben energía para poder usarla y cumplir su cometido.

Para corregir cualquier afección o síntoma físico, ante todo debemos restaurar el equilibrio en el sistema energético sutil y en el flujo natural de energía por el cuerpo. Una vez restablecido el flujo energético en los chakras, el propio cuerpo puede empezar a concentrarse mejor en la tarea de eliminar la manifestación física de ese desequilibrio. Y el medio más eficaz para devolver el equilibrio a los chakras –y por tanto a los diversos sistemas, aparatos y órganos del cuerpo-, son los tratamientos y técnicas vibracionales.

No hay Comentarios

Deja un Comentario

¿QUIERES RECIBIR NOTICIAS NUESTRAS?
Suscríbete y periódicamente te informaremos
de todas las novedades en
Estética Holística Cuántica
y Tratamientos Antienvejecimiento
¡SUSCRÍBETE AHORA!
¡SUSCRIBIR!
*Al enviar tus datos estás aceptando nuestra Política de Privacidad.
close-link